domingo, 21 de marzo de 2021

Sobran los motivos

El PSOE ha presentado una moción de censura contra el gobierno presidido por Alfonso Fernández Mañueco.


La Plataforma en Defensa de lo Público (PLADEPU), y desde el punto de vista de unos buenos servicios públicos, pensamos que sobran los motivos para desalojar al PP después de 34 años en el poder por argumentos que no tienen que ver con izquierdas o derechas, sino por higiene política.

Del partido Ciudadanos y del Sr. Igea a su cabeza no podemos esperar nada. Ya engañaron a los ciudadanos de esta región hace 2 años, prometiendo regeneración, y lo único que han conseguido es degenerar aún más esta Comunidad Autónoma ¿Dónde ha quedado su intención de limpiar la administración B cuando más bien han ayudado a engrosarla?

Efectivamente, son 34 años de poder del PP en esta región, y la situación no puede ser peor. La principal lacra que sufre Castilla y León es la despoblación, y se ha certificado que el PP no es capaz de detener la sangría poblacional. Es más, hace todo lo posible para que los castellanos y leoneses emigremos a otras zonas. El medio rural agoniza pero se siguen cerrando consultorios médicos o somos la Comunidad Autónoma con más pueblos incomunicados digitalmente.

La administración de Castilla y León es una red de clientelismo, donde no se pone coto a la administración B, y cada día crece y crece más. En el ICE (antigua ADE) trabaja quien quiere, porque hay empleados públicos de esta empresa que no dan un palo al agua. El ITACYL hace las mismas obras que las que realizan los funcionarios de la Consejería de Agricultura. En el SOMACYL utilizan gratis los Ingenieros de Caminos de la Junta de Castilla y León para dirigir sus obras. Y la Fundación Siglo es el desmadre elevado a la enésima potencia. Pero en vez de cerrar estos chiringuitos, que nos salen muy caros a los ciudadanos, se contrata cada día a más personal.

Es una Administración que no cree en los servicios públicos de calidad, como se ha demostrado estos días con la exigencia de retirada de los carteles de escuela pública en los colegios públicos, pero que no han exigido retirar los lazos naranjas en los colegios concertados.

La Administración de Castilla y León no hay por dónde cogerla después de 34 años de gobierno del PP. Está totalmente politizada, donde la práctica totalidad de las plazas entre los niveles 26 y 29 son de libre designación. Somos los funcionarios peor pagados de España. Hay más de 30% de las plazas vacantes. La tasa de interinidad supera el 10%. Un tercio de los funcionarios están en comisión de servicio. Comisiones de servicio que no son públicas, en contra de las últimas sentencias del Tribunal Supremo, es decir, son ilegales. Hay más de 500 personas que están trabajando para la Administración de Castilla y León en fraude de Ley como personal laboral cuando realizan trabajo de funcionarios. Y siguen sin crearse esas plazas en la RPTs. Hay más de 135 desertores de la tiza, enchufados, que trabajan como funcionarios cuando son personal docente. Los funcionarios llevamos 7 años de media sin un concurso de traslados completo, cuando la Ley exige, al menos, un concurso anual.

Y la guinda a este desbarajuste, es la inmensa corrupción. La perla negra, la trama de las eólicas, el polígono de Portillo, el caso de las embajadas, la Ciudad del Medio Ambiente, los cuestos de Benavente... Un Consejero condenado en firme por corrupción, viceconsejeros y Directores Generales imputados… Corrupción que sale muy cara a los ciudadanos de Castilla y León.

PLADEPU reclamamos una Junta de Castilla y León que gestione los recursos públicos priorizando el servicio al ciudadano y no salvaguardando su propia imagen. Los ciudadanos son la única razón de su existencia y su verdadero cometido. Muchas veces es en lo último en que se piensa, salvo en el momento del voto.

viernes, 29 de enero de 2021

Por un acceso justo a la función pública. No a los privilegios de los interinos

En los últimos tiempos venimos asistiendo a una campaña mediática, alentada por las centrales sindicales mayoritarias, pero sobre todo por USCAL, donde se quiere hacer funcionarios de carrera a interinos, sin que dicho personal apruebe la correspondiente oposición. Quieren convertir en funcionarios de carrera a interinos mediante un examen a la carta o un concurso oposición, lo que les proporciona una clara ventaja competitiva frente a otros aspirantes que no han tenido la suerte de ser interinos. En los casos más espeluznantes, se quiere hacer funcionarios de carrera a interinos sin prueba alguna, solo por el mero hecho de ser interinos. Alucinante.

El artículo 23 de la Constitución Española es claro: “los ciudadanos tienen derecho a acceder en condiciones de igualdad a las funciones y cargos públicos”. Por tanto, las pretensiones de estas organizaciones sindicales son directamente inconstitucionales, y no hay más que hablar del asunto.

Sin embargo, las organizaciones sindicales y los propios interinos alegan que estos trabajadores se encuentran en fraude de ley, y por tanto, deben tener un trato diferente para acceder a ser funcionarios de carrera. Este trato diferente que promulgan, se traduce en tener ventajas competitivas frente al resto de opositores, es decir, saltarse la Constitución Española y perjudicar al resto de opositores que no han trabajado en la Administración. Además, estas organizaciones sindicales exigen que solo se valore la experiencia laboral en la Administración, lo que ya convierte este desaguisado en un circo. Se puede dar la circunstancia, que el famoso cocinero Arzak se quiera presentar a los concurso-oposición de cocinero de la Junta de Castilla y León, pero como solo ha trabajado en su restaurante de tres estrellas Michelin durante 50 años y ningún año para la Administración, no se le contabilizaría ningún día de experiencia como cocinero en la oposición de cocinero de la Junta de Castilla y León. Demencial.

Pero volvamos a la legalidad, y al presunto fraude de ley que proclaman algunas centrales sindicales y sus acólitos. Fraude es que cada año no salgan en la oferta de empleo público todas las plazas de interinos, tal y como exige el Estatuto Básico del Empleado Público y que incumple sistemáticamente la propia Junta de Castilla y León.

Cuando un interino entra a trabajar en la Administración, sabe que es por un tiempo limitado. Y todo lo que pase de dos años trabajando como interino, supone una suerte y privilegio frente a otras personas que están apuntadas en la cola del paro, y por supuesto, en ningún caso supone tener más derecho que otro para ser funcionario de carrera. En vez de estar agradecidos por haber tenido un trabajo durante años, algunos pretenden la cuadratura del círculo, y convertir el privilegio que han disfrutado en un contrato indefinido en la función pública por la cara. Nadie obliga a un interino a prolongar indebidamente su relación laboral con la Administración. Lo que no están contentos, que mañana no vuelvan, que la lista en el paro es muy larga. Pero dudamos que haya muchos casos de funcionarios interinos que hayan dejado su puesto de trabajo para incorporarse al mercado laboral privado.

También alegan los interinos que ahora tienen cargas familiares, y que trabajar y opositar simultáneamente es muy difícil. Pero las decisiones vitales que toma cada persona, no deben perjudicar los derechos de otros opositores. Y a lo mejor, estos interinos no han conocido a funcionarios de carrera que en su momento abandonaron su trabajo para opositar, u otros con menos suerte, que se dejaron las pestañas por las noches porque sus condiciones de vida les impedían poder dejar su trabajo para opositar.

Por ello, desde la Plataforma en Defensa de lo Público (PLADEPU) exigimos que se cumpla la Constitución, y que únicamente exista la oposición como medio de acceso a la función pública, donde todo todos los españoles puedan en igualdad de condiciones conseguir una plaza de funcionario.

Apoyamos la valoración del tiempo trabajado de los interinos, una vez superada la fase de oposición, entre los méritos para pedir plaza, así como otros méritos como la condición de víctima de violencia de género y horfandad por esta causa.

Y por supuesto, desde PLADEPU estamos en contra de la precariedad laboral y de estas tasas tan impresentablemente altas de interinos que hay en la Junta de Castilla y León. Es difícil dar un servicio público de calidad con estas tasas de temporalidad. Y claro está, a estos interinos, cuando se les ocupe su plaza, se les debe indemnizar por los servicios prestados.

viernes, 1 de enero de 2021

Información técnica de la vacuna de Pfizer

Recién iniciada la campaña de vacunación para prevenir la Covid-19 en Castilla y León, cuya primera etapa está dirigida a residentes y personal sanitario y sociosanitario en residencias de personas mayores, creemos interesante disponer de la máxima información objetiva de la vacuna que se ha empezado a suministrar, la de Pfizer. El siguiente enlace de la Agencia Europea del Medicamentos contiene la ficha actualizada y el prospecto de dicha vacuna:

Ficha técnica oficial de la vacuna Comirnaty de Pfizer-BioNTech.

¡Feliz año 2021 y un sistema inmune fuerte y sano!